Perspectiva | La NBA, en la intersección de cambio de la sociedad y de una pandemia mundial, las necesidades para las uñas de su regreso

featured image


Es muy dramático una respuesta para considerar la NBA en estado de agitación. La liga y sus muchas facciones de jugadores que están en la conversación. Finalmente. Retomando los términos de la decisión de jugar, en medio de ambos el nuevo coronavirus pandemia internacional y de los disturbios raciales, es necesario a medida que el mundo se alterna entre un hecho sin precedentes pausa y un insondable movimiento. Nada de lo que está sucediendo y, a continuación, todo lo que está sucediendo. La pandemia ha creado económica y social puesto; esta batalla en la lucha contra la brutalidad policial y el racismo sistémico ha movilizado con asombrosa velocidad.

Estos son tiempos extraños para vivir a través de y, en el momento, imposible de veces para comprender plenamente. Sería incongruente de la NBA a deslizarse de nuevo en relevancia. Y ahora, con una coalición de jugadores cuestionar los acordados por la decisión entre los dirigentes sindicales y la liga para reanudar en un Disney burbuja cerca de Orlando, es simplemente el tiempo de la NBA para hablar, comprender y crecer de una manera consistente con el resto de América del despertar.

Algunos de los mensajeros de polarización, en particular, Irving y Dwight Howard. Pero el mensaje es digno de una consideración más profunda. Es complicado y múltiples, que comprende las preocupaciones acerca de la justicia social, la salud y la seguridad, la protección adicional contra el riesgo de lesiones para los futuros agentes libres, las restricciones de tener que vivir en una zona determinada durante un período prolongado, y la necesidad de aún más los planes concretos que hacen evidente el valor de la participación. Pero todo el conflicto puede ser reducida a una sola palabra: de la representación.

Eso es bastante salvaje cuando usted piensa acerca de ello. En muchas maneras, la diversidad es una gran fuerza de la NBA. Es predominantemente Africano de la liga Americana, dado significativos de crédito — a veces demasiado — por ser el más progresista de los deportes de operación en los Estados unidos. Sin embargo, en el corazón de este desacuerdo es la creencia de algunos de los jugadores que Chris Paul, el Nacional de Jugadores de Baloncesto, presidente de la Asociación de otros dirigentes sindicales y algunos de la liga de las estrellas más grandes eran demasiado agresivas en comprometerse a una difícil situación, sin escuchar más voces de la totalidad de los miembros.

En el corazón de este desacuerdo es, en esencia, una cuestión de igualdad. No es racismo, por supuesto. Pero la superestrella de la NBA-driven system ha creado un nivel de elitismo y a la izquierda un gran número de jugadores con un sentido de la invisibilidad. La superestrella de la camarilla es tan exclusivo que Irving — seis veces all-star y uno de los vicepresidentes — no se puede conseguir en la sección VIP del club. Así que hay muchos jugadores que se sienten escuchados, y que se están rebelando. Su disposición a hablar sólo podría mantener la NBA sin querer enviar el mensaje equivocado cuando se trata de la espalda.

El retorno de los deportes no puede venir a través como un permiso para esperar la normalidad. Ese es el miedo, que los fanáticos van a malinterpretar los juegos, incluso en una disminución de la incidencia, la muchedumbre-menos — como evidencia de la coronavirus de no ser tan peligroso. Tan complicado, se le podría considerar la perfecta distracción para moverse más allá de este incipiente movimiento de justicia social.

Para la NBA, el retroceso y el escrutinio de su plan son cosas buenas. El comisionado Adam Silver, quien ha establecido un nuevo estándar para la consideración y buenas intenciones en el deporte profesional de liderazgo, ha hecho un trabajo sólido líder de la NBA al borde de una pena de regreso. Los epidemiólogos y expertos en salud han elogiado la minuciosidad de la liga del plan. Se la dan como una buena oportunidad de trabajo como pueden. Pero este es un misterioso virus que los médicos todavía están aprendiendo acerca de, y es imposible declarar cualquier enfoque libre de riesgo.

Cuando se trata de racismo, la justicia social y otras cuestiones de igualdad, bueno, no hay ninguna vacuna para desarrollar la inmunidad. Es estados unidos el que nunca se termina de dilema. Es el mundo de nunca acabar dilema. Este es el momento de toda la vida, sin embargo. Y el de la NBA, al igual que muchas grandes corporaciones, ha hecho una declaración pública en la que redoble sus esfuerzos en la lucha contra el odio y la desigualdad. Si el deporte devuelve el 30 de julio, será su primer altamente publicitado oportunidad para actuar en este deseo. Se debe hacer lo correcto. No puede permitir que su producto para ser utilizado únicamente como una desviación de la propagación del movimiento.

Para lograr estas metas grandes, la NBA debe reunirse alrededor de su actual conversación difícil.

Pablo tiene un buen argumento en contra para el nuevo jugador de la coalición, que cualquier líder de un sindicato o de los miembros activos de una fuerza de tarea puede apreciar: ¿Dónde estaba usted cuando el suelo estaba abierto para el debate? Por qué no se activa durante el proceso antes de la decisión final? La desenganchado a menudo no les importa, hasta que el trabajo está hecho y no es algo tangible para criticar. Algunos de los que se ha producido aquí, y durante una llamada de conferencia la semana pasada, varios jugadores se responsabilizó a sí mismo por no estar más involucrados, las personas familiarizadas con la llamada dijo. Pero el problema es más grande que eso.

Para saber la NBA es entender el poder que las superestrellas de manejar. Es impresionante y de larga data, y en los últimos 10 años se han descubierto la manera de flex, que se ampliaría los ojos de incluso Michael Jordan, Magic Johnson y Larry Bird. Nos gusta llamarlo el jugador empoderamiento de la época. Pero para ser más veraz, debe ser considerado el jugador estrella de empoderamiento de la época.

Es inevitable que una parte de esta energía va a ser objeto de abuso. Es inevitable que el egoísmo se convertirá en un factor. Es inevitable que algunos de sus colegas e incluso de la liga de liderazgo podría ser intimidados por estos jugadores franquicia.

Eso es lo que Los Angeles Clippers de la guardia Patrick Beverley quiso decir cuando escribió un tweet críptico que expresan la realidad de que si LeBron James quiere la temporada para reanudar en Disney aislamiento, “todos Estamos de colocación.”

Dos semanas antes de que George Floyd fue asesinado en Minnesota, Chris Haynes de Yahoo Deportes había un reportaje apasionante sobre una superestrella de la llamada que Pablo arreglado. Incluido James, Giannis Antetokounmpo, Kevin Durant, Steph Curry, Kawhi Leonard, Anthony Davis, Damian Lillard y Russell Westbrook. En la llamada, se comprometieron a unir en su deseo de terminar la 2019-20 temporada. Los representantes de la unión comenzó sondeo de otros jugadores de manera informal alrededor de este tiempo, pero la superestrella de compromiso fue la clave. Un acuerdo se va a hacer porque ellos querían hacer.

Que crea el camino para la unión y de los propietarios de acuerdo para reanudar la temporada. Por el momento Floyd 25 de Mayo de muerte creada protestas generalizadas y una mayor pasión por el cambio, el plan actual se formó y ratificado.

Así que hay algún desafortunado de temporización aquí. El tono de la original negociaciones hubieran sido muy diferentes si se sucedió después de que Floyd matando. Gran parte de el jugador de la coalición de la indecisión sobre el juego se centra en la conveniencia de hacerlo en este clima. La NBA necesita desarrollar un plan sólido para demostrar el impacto que puede tener durante este tiempo.

“No necesitamos decir más,” Los Lakers de Los Angeles de la guardia Avery Bradley, un co-líder de la coalición, dijo a ESPN. “Tenemos que encontrar una manera de lograr más. Protestando durante un himno, vistiendo camisetas es grande, pero tenemos que ver real de las acciones que se ponen en las obras.”

Es razonable sostener la liga de rendición de cuentas. Pero también es vital que los jugadores contribuyen más que a la presión. La NBA necesidades de sus ideas, también. La puerta parece abierto para un mayor nivel de participación en la formulación de este plan. Más jugadores habían de participar.

La esperanza es que, como el de la NBA de las obras a ser responsable de una parte de este despertar de la sociedad, experimenta un despertar así. Siempre será una estrella impulsada por la liga de dependientes de las grandes, negociables personalidades. Esas estrellas no tiene que tener un efecto cegador, sin embargo.

En medio de una enérgica lucha contra el racismo sistémico, es la cura de humildad para darse cuenta de que la estructura de su casa es errónea. La conciencia es el primer paso, pero la pasión por la mejora de seguir?

Como individuos a lo largo de la NBA tratar de inspirar el cambio, no hay mejor momento para revisar su propio producto.


Check more Sports News

Source