Venecia desvela los detalles de su entrada turística de 10€


Nota del editor — Regístrese para Boletín Unlocking Italy de CNN Travel para obtener información privilegiada sobre los destinos más queridos de Italia y las regiones menos conocidas para planificar su viaje definitivo. Además, lo pondremos en el estado de ánimo antes de ir con sugerencias de películas, listas de lectura y recetas de Stanley Tucci.

(CNN) — La cuenta atrás ha comenzado. A partir del 16 de enero de 2023, los visitantes de Venecia, esa joya de la corona turística de Italia, tendrán que pagar por el privilegio.

Se convertirá en la primera ciudad del mundo en exigir una tarifa de entrada. La fecha de lanzamiento fue anunciada por la consejera de turismo de Venecia, Simone Venturini, en una conferencia de prensa el viernes.

Venturini calificó la nueva medida como una “gran revolución” y una solución para el problema del exceso de turismo con el que la ciudad de la laguna ha estado luchando durante décadas.

El coste de la entrada oscilará desde un mínimo de tres euros hasta los 10 euros. El precio no será fijo, sino que variará según el número de visitantes: Cuantas más solicitudes de entrada, mayor será el coste.

El objetivo, explicó Venturini, no es “cerrar la ciudad”, sino lograr que la gente reserve su presencia para reducir los “picos turísticos”. Él dijo: “Venecia es una ciudad viva y tiene que seguir siendo así”.

Excepciones

El complejo sistema de reserva de boletos y su plataforma en línea se darán a conocer este otoño. Hay muchas excepciones al mandato del boleto de entrada, explicó Michele Zuin, concejala de presupuesto.

Estarán exentos los residentes y los menores de seis años, las personas con discapacidad, los propietarios de viviendas, los que vengan a la ciudad por motivos de salud o para visitar a familiares, y los que vengan a asistir a un evento deportivo o cultural.

Los huéspedes del hotel que pasen la noche también evitarán pagar la tarifa de entrada porque ya estarán pagando un impuesto turístico a través de su hotel.

“No es un sistema para hacer caja sino para gestionar los flujos turísticos”, enfatizó Zuin. Lo recaudado con la entrada se destinará a bajar los impuestos de los venecianos, que ya son muy elevados debido al gran volumen de turistas que hay que alojar.

La tarifa de entrada se aplicará al centro histórico de Venecia y a las siguientes islas:

Lido di Venezia, Pellestrina, Murano, Burano, Torcello, Sant’Erasmo, Mazzorbo, Mazzorbetto, Vignole, S. Andrea, La Certosa, S. Servolo, S. Clemente y Poveglia.

Las multas por infracciones de entradas irán desde los 50 euros hasta los 300 euros.

Mentalidad pospandemia

“Covid nos hizo darnos cuenta de que lo que era un hecho cotidiano antes de Covid ya no es aceptable: la mentalidad ha cambiado, al igual que la sensibilidad. [towards crowds],” él dijo.

Explicó que el sistema de reservas “nos daría la oportunidad de saber cuántas personas están previstas para ese día y calibrar los servicios de acuerdo con el número”.

Venturini también dijo en abril que el portal señalaría a las personas que podrían querer cambiar de opinión.

“Podemos decir: ‘Estimado visitante, no recomendamos venir en esta fecha porque es Ferragosto [August public holiday] o Semana Santa, habrá mucha gente, por lo que le impedirá tener una visita tranquila, y si llega una semana después, podrá disfrutar más de su visita”, dijo.

Venturini también predijo que Venecia no será la última en presentar un cargo.

“Creo que muchas otras ciudades europeas que viven con un número significativo de excursionistas nos están observando para entender de qué manera pueden introducir [a similar scheme],” él dijo.

Venecia puede ser la primera ciudad en introducir una tarifa, pero ya un pueblo en Italia ha introducido un cargo para los excursionistas. Civita di Bagnoregio introdujo una tarifa “simbólica” de € 1,50 ($ 1,67) en 2013. El alcalde Francesco Bigiotti lo planeó como un truco de marketing para atraer turistas a su pueblo en un acantilado en ruinas, conocido como el “pueblo moribundo”.

La tarifa intrigó a los visitantes hasta tal punto que los visitantes aumentaron de 40 000 en 2009 a 1 millón en 2018.

Imagen principal: Multitudes antes de la pandemia en la Plaza de San Marcos de Venecia. (MIGUEL MEDINA/AFP/Getty Images)

Read more Travel News in Spanish

Source